Protocolo de la matilla

La mantilla es la pieza por excelencia para lucir en evento especiales, ya puede ser llevada por la novia en lugar de velo o por la madrina, pero también se usa en otras muchas situaciones como en las recepciones al Papa o en Semana Santa.

Saber llevar bien una mantilla y sobre todo conocer con que trajes las podemos combinar y de que colores es fundamental para no saltarnos el protocolo.

Vestido

Si asistimos a una boda de día, la mantilla la tendremos que acompañar de un traje corto o tipo cóctel siempre con el largo por las rodillas), excepto novia y madrina que son las únicas que se les permite lucir un traje largo.

Si la boda o enlace es por la tarde la mantilla se acompañará con un traje largo.

En los dos casos los vestidos deben ser con manga larga o francesa, sobrios y sin un escote muy llamativo.

Los trajes que acompañen a la peineta deben ser de una solo pieza y al ser posible de un color liso sin estampados o brocados exagerados.

Color de la mantilla

Aunque las modas han ido cambiando y hoy en día se permite una gran variedad de colores, los dos principales son el blanco o marfil y el negro.

El negro lo deben lucir las mujeres casadas, dejando la mantilla blanca para las solteras.

Solo existe un caso, llamado privilegio blanco, donde algunas reinas católicas que visiten al Papa pueden ir vestidas de blanco con su mantilla blanca. Sin este privilegio, incluso las reinas, deberán lucir una mantilla de color negro.

Longitud de la mantilla

La largura de la mantilla por detrás no debe exceder el largo del vestido, mientras que por delante debe llegar a la altura de las manos.

La peineta

Es el accesorio imprescindible que debe acompañar a la matilla.

Las mejores peinetas son las de carey siempre y cuando le acompañe una mantilla negra, mientras que las de nácar quedan relegadas para las mantillas blancas.

A la hora de vestir una peineta tenemos que tener en cuenta nuestra altura, sobre todo si seremos la madrina del novio (nunca superarlo en altura). Por ello para las mujeres bajitas deben vestir peinetas altas, ya que estilizarán su look, mientras que las altas deben elegir peinetas más pequeñas.

Los zapatos y bolso

Las mantillas no solo deben ir acompañadas de un vestido elegante y sobrio sino que además no se pueden lucir con sandalias, solo está permitido con un zapato cerrado tipo salón y en la mano podremos lucir una cartera o clutch que acompañe a todo el conjunto

Joyas

El uso de las joyas deben ser pocas y muy discretas.

Lo mejor son pendientes pequeños o largos de oro blanco con algún punto de luz. Al máximo se puede lucir un bonito broche, bien sujetando por detrás la mantilla o prendido sobre el vestido.

Bodas

Las mantilla se deben usar de modo exclsuivo para las bodas religiosas.

Las novias suelen usarla a modo de velo, la única diferencia entre el velo y la mantilla es su confección, por lo general la mantilla es un bordado único realizada artesanalmente en una única pieza.

Las novias la deben lucir de color blanco o beige e ir acompañado de un vestido muy sencillo, ya que el protagonista en este caso es el bordado de la propia mantilla.

Puedes ser lucida de mil modos, sujetada con una tiara, peineta, broche o diademas.

La mantilla las novias solo la usarán durante la ceremonia, debe cubrir los hombros de la novia y ser tan larga como el vestido

La mantilla reluce en trajes de novia que sean sencillos retos y sin bordados. Los vestidos corte sirena serán perfectos para este complemento.

One thought on “Protocolo de la matilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.