Protocolo mesa formal

El vestir bien la mesa es uno de los temas más importantes dentro del protocolo. Dice mucho de los anfitriones, así como de los invitados en el momento del acto del almuerzo o cena.

Existe dos modos de colocar la mesa, formal o informal. Elegiremos una u otra en base a nuestro menú o momento del día (no es lo mismo un brunch, que un almuerzo o una cena de gala).

Vamos a ver uno por uno cada elemento imprescindible para configurar nuestra mesa.

Mantel y Servilleta

El mantel es el vestido de la mesa, por ello cuando lo coloquemos debe estar perfecto, sin manchas ni arrugas.

El mantel debe cubrir por completo la mesa, sin llegar a colgar demasiado por los laterales, lo justo sería que cubriese un tercio desde lo alto hasta el suelo.

El mantel debe combinar con la mayoría de las piezas que compondrán la mesa. Por ello lo ideal para las cenas formales son los manteles de hilo blancos, pasteles suaves o tonos crudos.

Lo perfecto sería que la servilleta fuese a juego con el mantel o por lo menos fuese lo más parecida posible al mismo. Sería ideal además contar con un juego de servilletas iguales, para poder cambiarlas a mitad comida o en caso de necesidad.

La servilleta la colocaremos en forma de rectángulo o triángulo al lado izquierdo del plato, después de los tenedores, aunque si bien, también puede ser colocada a la derecha o incluido encima del plato siempre y cuando éste sea llano, nunca dentro del hondo, así como nunca la colocaremos dentro del vaso, con un servilletero o formando algún elemento arstístico.

Platos

La cantidad y el tipo de vajilla que usaremos dependerá mucho del menú que serviremos.

La vajilla la situaremos en el centro de cada comensal y la usaremos como guía para colocar el resto de los materiales.

Antes de iniciar a colocarla hay que tener en cuenta que entre los comensales debe haber un espacio de entre 60 a 75 cm, se deben sentir libres de movimiento, sin pegarse codo con codo en el momento de comer.

El primer plato que colocaremos será en bajo plato (opcional) este plato es mucho más grande que el llano y sirve solo de adorno, de hecho se retirará en el momento que los comensales inicien la comida. Solo se deja si de primero se sirve un consomé o una sopa, de esta forma protegeremos la mesa del calor de la cerámica.

Encima irá el plato llano que suele ser de porcelana y de color blanco.

Sobre el plato llano colocaremos el plato hondo, siempre y cuando de primero sirvamos una sopa o consomé.

Tenemos que tener en cuenta que el plato hondo nunca se colocará solo sobre la mesa.

Otro plato importante que tiene que estar presente es el del pan, siempre situado a nuestra izquierda.

Cubiertos

Los cubiertos se colocan todos a la vez, de hecho mirando solo los cubiertos podríamos llegar a saber que tipo de menú vamos a comer.

Se alinean a los lados del plato por su empuñadura y organizados de acuerdo al orden de uso.

Los tenedores van a la izquierda, mientras que cuchillo ( siempre con el filo mirando hacía dentro del plato) y cuchara van a la derecha, así como el tenedor pequeño para cóctel o mariscos.

Los cubiertos más alejados del plato serán aquellos que usaremos antes.

En último lugar colocaremos los cubiertos de postre, situados delante de los platos, boca arriba y con el mango mirandoa hacia la derecha csituaremos la cucharilla y más cerca del plato se situa el tenedor, siempre boca arriba pero esta vez el mango mira hacia la izquierda.

Entre los cubiertos deben haber 2 cm de distancia, asi como 2 cm debe ser lo que separa el mango del cubierto del borde de la mesa.

Copas

Las copas también deben mantener un orden.

Se colocan a la derecha detrás de los platos

El orden que siguen es el siguiente, en primer lugar y más a la izquierda se coloca la copa de agua, seguida de la de vino tino y por último la de vino blanco.

A tener en cuenta

No se inicia a comer hasta que el anfitrión inicie

Se sirven los platos por la izquierda y se retiran por la dereccha.

El menú debe estar organizado de forma creciente, primero se sirven los plato más suave y luego los más fuerte, es decir, un aperitivo o entrante tipo sopa, luego pescado y por último carne.

Las bebidas se sirven sin apoyar la botella sobre la copa y sin levantar la copa de la mesa.

Si hay saleros, vinagreras, etc se deben colocar un juego por cada 6-8 comensales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.