Protocolo en la ópera: vestirse, comportarse y aplaudir

La ópera pertenece a esa clase de espectáculos que no a todo el mundo gusta, pero que por la menos una vez en la vida se debería ir.

La ópera está enmarcada dentro del género músico teatral, en su mayoría cantadas en Italiano y casi siempre con final dramático.

Es un espectáculo único en el que pueden llegar a participar más de 100 profesionales tiene una duración media de 4 horas, donde la música y las voces de los artistas juegan un papel protagonista junto con el resto de los asistentes al acto.

Ir a la ópera no es solo ésto, sino que además debemos seguir una serie de normas protocolarias fundamentales que nos ayudarán a pasar desapercibidos y disfrutar de un espectáculo lleno de emociones.

Cómo me visto para la ópera de estreno?

Si acudimos a la ópera de estreno debemos seguir una serie de códigos de vestimenta. Será un acontecimiento donde acudirá muchísima gente y muchos medios de comunicación.

Caballeros

El protocolo más estricto indica que si acudimos a una ópera de gala y disponemos de un asiento en el palco lo más normal es vestirse de esmoquin, sin embargo si nuestro asiento se encuentra en el gallinero, platea, paraíso podremos lucir un traje de chaqueta con corbata, pueden sustituir este complemento por una pajarita.

El color a elegir es el negro, gris marengo o azul marino, como excepción el clásico traje diplomático pero de raya muy fina. De este modo seria una forma correcta de mostrar respeto por el espectáculo que se va a disfrutar.

En muchos teatros realizan controles para asegurarse unos estándares a cumplir por parte de los asistentes.

Señoras

El protocolo en la vestimenta de las señoras se ha relajado mucho más, antes se debía asistir con vestido de gala, guantes y muchas joyas. Pero ahora los vestidos cóctel con los accesorios justos es más que suficiente. Recordemos siempre que el largo del vestido debe ser como mínimo por encima de la rodilla.

También podremos optar por faldas y pantalones bien combinados con otras prendas siempre elegantes.

Si elegimos la falda o vestido se recomienda usar medias.

Si tenemos los asientos reservados en un palco ya sea una representación habitual o un estreno, deberemos vestir de manera elegante. Además, debemos tener en cuenta que las mujeres siempre van a ir en primera fila y a la derecha, por protocolo, por lo que debemos ir más arregladas y llamativas.

Los caballeros tal y como hemos explicado más arriba, también deberán ir de forma elegante, pudiendo sacar su esmoquin para la ocasión. 

Como podéis observar, todo depende del lugar donde se va a representar la obra, el momento del día y los asientos desde donde se va a disfrutar de la representación dentro del teatro.

Cómo me comporto en la ópera?

Puntualidad

Debemos ser extremamente puntuales, la ópera debe respetar el inicio de su obra, ya que suele durar de media entre 3 y 4 horas.

Muchas casas de ópera no dan sus asientos a los que llegan después de la subida del telón, haciendo esperara los inpuntuales fuera hasta el intermedio.

Conocer la ópera que vamos a ver

En el momento que inicie la obra todos deberíamos conocer el argumento principal. El acomodador proporciona a cada uno de los asistentes un libretto, gracias al cual podemos seguir la obra y conocer mejor el argumento y trama de la misma.

Evitaremos susurrar, hacer preguntas o jugar con el libretto, es de mala educación y además podemos molestar a los asistentes.

En muchos teatros suelen colocar pantallas, debajo del escenario, que proyectan subtítulos para que podamos seguir el hilo de la obra.

Recordar que los teléfonos móviles los debemos apagar, nada de vibración o en silencio, muchas veces esos pequeños ruidos son muy molestos en el momento del inicio.

Los aplausos

Empecemos por cuándo no hay que aplaudir porque será justo al inicio. Cuando salen los músicos de la orquesta para tomar su asiento en el escenario, no se oye ningún aplauso. Se da la bienvenida al conjunto de ellos cuando sale el director de orquesta colocándose en su podio. 

También es una costumbre extendida aplaudir la entrada del concertino, el violín que entra cuando todos los músicos están en su posición y antes del director.

Si se trata de una ópera, el, la o los solistas harán su entrada al mismo tiempo que el director: aplauso global de bienvenida.

Donde tienes que evitar a toda costa aplaudir es durante la ejecución de una obra. No es correcto hacerlo y no te extrañe que algún asistente te reprenda.

El tiempo que debemos aplaudir no se sujeta a ninguna regla. Lo más habitual es no pasar de un minuto, pero pueden darse circunstancias excepcionales en las que los aplausos se prolonguen durante varios minutos.

Las palmadas deben estar a la altura del pecho. Nunca aplaudir delante de tu cara, y menos aún, en la cara de otra persona. Los dedos de una mano tocan ligeramente la palma de la otra.

En el teatro los aplausos no tienen un protocolo, pero siempre duran lo suficiente como para que los actores puedan salir a saludar al menos dos veces. Y si sobre el escenario hay algún actor conocido, lo más probable es que el público aplauda de pie.

Mostremos con nuestras formas respeto por los grandes artistas que darán su mejor versión de sí mismos con una bonita conducta y buenas maneras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.