Protocolo en la calle

El simple hecho de andar por la calle tiene sus normas de protocolo, aunque si muchos de nosotros no las pongamos en práctica, las hayamos olvidado o nunca hayamos oído hablar de ellas.

Muchas veces vemos a niños y adultos adueñarse de la acera, como si se tratara de su propiedad. Sin embargo es un lugar público y como tal lo tenemos que respetar y seguir unas pequeñas normas. Normas que tenemos que dar a conocer a los pequeños, para que el día de mañana las respeten a su vez.

La derecha, interior de la acera, es el lugar por el que tenemos que caminar, lo más pegado posible a la pared.

Si de enfrente, mientras caminamos nos encontramos a una persona anciana, un carrito con bebé, una mujer embarazada, un niño pequeño, debemos desplazarnos hacia la izquierda y ceder el lado derecho a ellos.

Si de enfrente viene alguien similar a nosotros, debemos seguir con nuestro sentido de la marcha, siempre el interior de la acera.

Si encontramos a amigos, familiares o conocidos, evitaremos de pararnos en medio de la acera, impidiendo el libre paso a los demás viandantes. Andaremos hasta encontrar una zona donde no molestemos a los demás.

Tenemos que enseñar a los niños que por las aceras no se corre, ni se juega, es un lugar de paso público y en cualquier momento podemos encontrarnos más gente. Siempre mantendremos la compostura y el ritmo de la marcha en nuestra dirección de una forma educada.

Si nos paramos a saludar a otras personas, los niños se mantendrán en su posición, no revolotearán, ni correrán alrededor de las personas.

Otra nota importante es respetar el material urbano, no pegar o dar patadas a las farolas, cubos de basura, paredes y menos aún escupir, pegar chicles o pegatinas, tirar papeles u otros objetos al suelo, gritar y dar voces que pueden molestar al resto de los peatones.

Debemos de nuevo ser ejemplo para nuestros hijos, y si lo hacemos bien ellos a su vez imitarán nuestras acciones y sin ningún esfuerzo se transformarán en ejemplos de buena educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.