Pequeños consejos de buenas maneras en la mesa

Los buenos modales de una persona se demuestra en la mesa.

No solo es el modo en el que cogemos los cubiertos, o si sabemos que el plato del pan está a la izquierda, sino el saber comportarse de un modo educado y respetando al resto de los comensales presentes en la misma mesa o sala.

Repasemos las reglas básica de comportamiento en el momento que nos sentemos a la mesa.

1.- Antes de sentarnos debemos esperar a que todos los invitados, incluido el anfitrión, estén presentes y que sea el mismo anfitrión el que inicie el acto de sentarse.

2.- Debemos sentarnos en el lugar indicado por el anfitrión de la casa.

3.- Los caballero, deben esperar a que todas las señoras se sienten para poder sentarses. Así como ayudar a la señora a acomodarse a la mesa.

4.- Nuestra postura en la mesa debe ser erguida, con las piernas sobre el suelo a modo de libro. Los codos no los debemos abrir, para no molestar al invitado de al lado. Siempre recordar que debajo de las axilas debemos sujetar un libro y no lo tenemos que dejar caer. Además nuestros antebrazos estarán apoyados sobre la mesa en todo momento.

5.- Los brazos nunca se pasan por encima del otro comensal, si se desea alcanzar algún objeto, fuera de nuestro alcance, se pide por favor que nos lo acerquen.

6.- Las copas siempre se cogen con la mano de la derecha, nunca con la izquierda, ya que podríamos mancharnos las mangas al pasar el brazo por encima de nuestro plato.

7.- No se habla, ni se bebe con la boca llena. Debemos esperar a ingerir, para iniciar a hablar o beber de la copa.

8.- No se habla ni se gesticula con los cubiertos en la mano, si queremos hablar lo haremos con las manos libres de utensilios y siempre de un modo moderado.

9.- La comida que pinchemos con el tenedor se come, no debemos morder un trocito y depositar el resto del alimento mordido de nuevo encima del plato. Todo lo que se pincha se come en su totalidad.

10.- No debemos trocear todo el alimento, solo aquello que nos vayamos comiendo.

11.- La boca solo se abre en el momento que el alimento se acerca a la boca, no antes.

12.- Se mastica con la boca cerrada y sin hacer ruido. Lo mismo sucede cuando bebamos.

13.- Todo almuerzo o cena, sigue un ritmo y tenemos que adaptarnos a él. No se puede comer acelerado o demasiado lento en tal de ralentizar el servicio de los platos. Por lo general el anfitrión marca el ritmo de la comida.

14.- No se pasa la comida entre los platos o se pincha la comida del plato de otro comensal. Nuestra comida, al igual que nuestros cubiertos no deben salir de nuestro plato. Nos servimos de la fuente con los cubiertos de servir, que nunca tocarán nuestro plato.

15.- Debemos alabar la comida y la bebida que nos dan, pero nunca de modo exagerado.

16.- Si debemos abandonar la mesa lo haremos por una razón justificada y pediendo disculpas y permiso.

17.- La servilleta siempre la pondremos en nuestro regazo. Si nos ausentamos de la mesa depositaremos la servilleta o sobre el asiento vacio o a nuestra izquierda encima de la mesa.

18.- Si no deseamos que nos sirvan ni más comida ni más bebida, basta con comunicarlo, nunca poner la mano encima del vaso o el plato para indicarlo.

19.- En la mesa está prohibido retocarse el maquillaje, hurgarse la nariz u otros comportamientos indebidos.

20.- Evitar hablar en tono elevado o dando voces, siempre hagámoslo de modo moderado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.