El arte de poner una mesa: La Cuberteria

Otro elemento esencial para presentar una mesa perfecta a nuestros invitados son los cubiertos. No solo tenemos que conocer el uso de cada uno de ellos sino que también la colocación dentro de la mesa.

De nuevo antes de saber que tipo de cubiertos vamos a usar es imprescindible conocer el menú que ofreceremos a nuestros invitados y en base al mismo elegiremos un tipo de cubierto u otro.

1. Cuchara sopera

Cuchara de cavidad honda, de unos 22 cms. de largo. Utilizada para sopas, purés, gazpachos y legumbres, principalmente.

2. Tenedor mesa

Cubierto, del mismo tamaño que la cuchara, y dentado. Puede ser de 4 o 5 dientes, aunque hay muchos otros diseños. Utilizado para tortillas, la mayor parte de la verdura y en compañía del cuchillo, la mayoría de las veces.

3. Cuchillo de mesa

De igual longitud que el tenedor y la cuchara, ligeramente dentado, la mitad del filo aproximadamente. Utilizado para cortar alimentos.

4. Pala de pescado

Cubierto de pala plana, ancha. Sin filo. Puede ser recto o ligeramente curvado. Utilizado para pescado tanto con espina como sin ella.

5. Tenedor de pescado

Tenedor más plano que el de mesa y ligeramente más ancho. Utilizado para los pescados. Si carecemos de estos cubiertos, se puede utilizar el tenedor de mesa.

6. Cuchillo de carne

Suele ser algo más pequeño que el cuchillo de mesa, y con filo más dentado. Utilizado para carnes magras, chuletones y carnes similares.

7. Cuchillo de mantequilla

Cubierto de pala ancha, de tamaño similar al cuchillo de postre. Sin filo (o con poco filo). Utilizado para untar la mantequilla en el pan.

8. Cuchara de consomé

Cuchara de pequeñas dimensiones, más ancha de concavidad que la de postre. Utilizada como su nombre indica para tomar consomés y caldos.

9. Cucharilla de postre

Hermana pequeña de la cuchara de mesa, de tamaño algo menor de la mitad de ésta. Utilizada para todo tipo de postres: cremas, “mouses”, tartas, etc.

10. Tenedor de postre

Al igual que la cucharilla, de tamaño algo menor a la mitad del tenedor de mesa. Dentado corto (3 ó 4 dientes, generalmente) utilizado para postres y como elementos de corte en alimentos blandos.

11. Cucharilla de café

La más pequeña de toda la cubertería, de poca cavidad. Se utiliza de forma única para revolver el café o infusiones. No se olvide sacarla de la taza cuando vaya a beber.

12. Tenedor de ostras

Cubierto corto, dentado (generalmente 3 dientes), grueso y fuerte. Utilizado para extraer el molusco de su concha a la que se encuentra adherido.

13. Tenedor de fruta

Cubierto de tamaño medio (entre el tenedor de mesa y el de postre). Utilizado para tomar la fruta y como sustituto de los cubiertos de postre si no los hubiese.

14. Cuchillo de fruta

Cubierto corto, ligeramente dentado y del mismo tamaño que el tenedor de fruta. Se utiliza de forma conjunta con el tenedor de fruta y para la misma finalidad.

 15. Pinzas de marisco

Cubierto de pinza, de un tamaño aproximado de 20 cms. Utilizado para “cascar” o romper las partes más duras del marisco, como por ejemplo las patas. No utilizar jamás los dientes.

16. Tenedor de caracoles

Cubierto largo, de unos 22 cms. Con dos amplios dientes. Se suele utilizar de forma conjunta con una pinza que sujeta el caracol para extraer “el bicho” con la punta del pincho o tenedor de caracoles.

Los cubiertos los debemos colocar juntos, unos a otros, sin tocarse, pero tampoco distanciados más de 1 centímetro entre ellos, evitando que ocupen demasiado sitio a lo ancho. Hay que colocarlos de forma que no se tropiecen unos a otros al tomarlos para comer, y de forma que sean fácilmente accesibles para el comensal.

Ahora es el momento de practicar en casa



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.