Uñas perfectas siguiendo la etiqueta

Tener las manos bien arregladas y presentables es fundamental, hablan de usted y lo dicen todo, pero no es suficiente, ¡debes conocer las reglas para saber cómo llevarlas con elegancia!

No son reglas estrictas, sino sugerencias adecuadas para presentarte de la manera más ordenada posible, para que se sientas bien.

Recuerde que las manos es lo primero que ofrecemos a un extraño cuando nos presentamos y la parte que más movemos cuando estamos hablando en una reunión. También es el centro de atención en una mesa, ya que cogemos los cubiertos y las copas con ellas. Por ello tenerlas siempre bien arregladas es fundamental.

Esmalte desconchado

Si el problema ocurre solo en una uña, tiene dos posible soluciones:

  • ¡quítelo completamente de la uña y vuelva a colocarlo, retoque el esmalte dañado o
  • quite el esmalte de todas uñas!

Solo retocará la parte desconchada en caso de extrema necesidad. ya que se notará una gran diferencia entre la uña nueva y el resto.

Cuando estemos lejos de casa, es aconsejable llevar estos frascos con el disolvente dentro y poner el dedo con el esmalte dañado dentro, busque un un baño y allí de forma sencilla podrá resolver el problema.

Misma longitud

Las uñas deben tener absolutamente la misma longitud, en esto la etiqueta no da tregua.

Si una uña se rompe, debe limarlas todas, y si esto sucede fuera de casa, solo necesita un lima simple para resolver el problema sobre la marcha.

¿Esmalte de uñas para manos y pies iguales?

Para la etiqueta, antes teníamos que tener el esmalte del mismo color y ahora también podemos vestir nuetras uñas con dos colores diferentes, siempre que no sean del mismo color que los accesorios que llevamos.

Uñas no demasiado largas y cuadradas

Las uñas demasiado largas y descuadardas además de ser incómoda no dan una magen de elegancia. Esto no quiere decir que debemos llevar las uñas cortas, sino encontrar un punto medio correcto entre la longitud con la que hacer que las manos parezcan más elegantes y afiladas, y una forma no demasiado geométrica.

Lo mejor es buscar una forma que haga que la mano se vea aún más cónica y, para conseguirlo las uñas puede ser ovaladas, cuadradas, con forma de almendra …

Esmalte de uñas con colores sobrios

Durante mucho tiempo, el color por excelencia del esmalte fue el rojo, mientras que ahora la etiqueta recomienda los colores nude, para poder combinar con cualquier vestimenta y para presumir en cualquier situación, desde trabajar hasta fiestas más informales de uñas perfectas.

Los colores principales son las diferentes variantes del color leche, el biege, el nude.

Pero también clásicos eternos como el blanco, el negro y el rojo, hasta, según la estación del año, colores como el burdeos (otoño-invierno) y los colores pastel (primavera-verano), que nunca pasarán de moda.

En cualquier caso, la consigna principal es sobriedad: es mejor olvidar el arte de uñas elaborado y enriquecido con diamantes e inserciones, y optar por decoraciones delicadas, preferiblemente sobre un fondo monocromático

No a las uñas postizas

Todo lo que no es natural no encaja con la etiqueta, por lo que es mejor evitar consejos demasiado obvios y poco naturales.

Es absolutamente recomendable tener unas uñas cortas pero naturales.

Es mejor mostrar las uñas naturales, incluso las cortas, bien arregladas y decoradas incluso con un pase de esmalte transparente y, ni que decir tienen, que estar bien limpias.


No te comas las uñas y las cutículas

La tentación de comer uñas y cutículas, cuando está estresada, puede ser fuerte, pero evite de hacerlo.

Sus uñas u cuticulas sufrencuando hace esto, es más no es elegnate el gesto de comerse las uñas y aún menos mostrar unas manos con unos dedos casi sin uñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.