Sombrero o tocado esa es la cuestión (con vídeo)

Cuando nos vestimos de gala, para acudir a un evento, boda o celebración, siempre nos surge la duda si debemos o queremos usar un tocado o una pamela para completar nuestro look.

Como en la mayoría de la etiqueta es la hora del día quien marca el tipo de tocado que podemos usar. Una fórmula que no falla es que a medida que la noche va cayendo el tocado decrece, se hace más pequeño.

Siguiendo esta regla por la mañana hasta el medio día son bienvenidos tocados y sombreros grandes, de colores vistosos y llamativos, mientras qeu por la noche los protagonistas son pequeños detalles de colores brillantes o metálicos.

Pamelas y sombreros

Siguiendo el protocolo diremos que la pamela seria ideal usarla desde el 15 de marzo hasta el 15 de octubre, hora máxima hasta las 15 de la tarde y siempre y cuando no llueva.

Combinaremos la pamela con trajes de corte midi y podemos añadirle guantes largos. Nunca usaremos una pamela con un vestido mini.

Conforme llega la tarde el sombrero se hace más pequeño, podemos usar sombreros tipo albero o de ala pequeña.

Tocados

La ventaja del tocado es que se pueden usar en todas las épocas del año. Y siguen la misma regla que los sombreros, conforme va decreciendo la luz del sol los tacados también se vuelven más pequeños, que no menos vistosos.

Por ello usaremos por la mañana tocados grandes, vistosos que pueden llegar a tapar parte del rostro. Mientras que por la noche decrece el tamaño y aumenta el brillo de los materiales como dorados, plateados, así como el strass y la pedrería.

Tanto el sombrero como el tocado nunca debe quitar el protagonismo del traje sino complementarlo. Por ello si el vestido es muy llamativo usaremos un tocado muy sencillo y si el vestido es sencillo usaremos un tocado que lo complemente y llame la atención.

En ningún caso el tocado, sombrero o pamela debe quitarse, siempre debe permanecer puesto, desde que uno sale hasta que regresa a casa. Siguiendo la etiqueta, ésta impide que el tocado sea retirado, solo hay un caso en el que puede quitarse, cuando el tocado o pamela sean diseñados para ser lucidos en una ceremonia, pero no aptos, por su tamaño, para sentarse en la mesa.

A la hora de vestir los tocados o pamelas lo ideal es que la inclinación de la misma sea hacia el lado derecho, para evitar molestar a nuestra pareja que nos acompañará por el lado izquierdo.

En cuanto a los saludos, debemos evitar, si el tocado ocupa parte del rostro de la señora, realizar el saludo de los dos besos, con uno seria suficiente, así como con el ademán de realizarlo, de este modo no dañaremos el tocado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.