Protocolo del té para los niños (con video)

Los niños son unos grandes imitadores de los adultos, por ello antes se inicie a enseñarles buenos modales ellos los captarán como algo natural y sin esfuerzo.

En nuestra escuela una de las primeras y divertidas acciones que ponemos en práctica es la hora del té, ya que es una buena forma de ir introduciendo poco a poco a los niños en el mundo de los modales es ir enseñándoles pequeños y divertidos momento de la vida cotidiana.

Cómo sentarse en la mesa

La postura que deben mantener los niños es la misma que la de los adultos, lo más posible cerca de la mesa con la espalda recta sobre el respaldo y las piernas en paralelo y pies en el suelo.

Las manos siempre apoyadas en la mesa, nunca escondidas debajo de ésta.

La servilleta cómo la deben usar

Un niño debe saber usar la servilleta desde bien temprano y saber que los dedos no se limpian ni en el mantel, ni se chupan.

Una vez que el niño se siente debe apoyar la servilleta en su regazo y cada vez que la use, utilizará la cara interna de la misma.

Si debe ir al baño apoyará la servilleta sobre la silla y si es el momento de levantarse de la mesa para ir a jugar, siempre y cuando los adultos también se levanten, debe dejar la servilleta sobre la mesa.

La taza del té se coge por su asa

Nos servirán el té sobre un platito y con una cucharita. Lo mejor, antes de añadir azúcar al té es probarlo, ya que a té no debería añadirse azúcar.

Si decidimos ponerle azúcar debemos coger la cucharilla que va junto con el azucarero, poner el azúcar necesario (sin tocar el liquido dentro de nuestra taza) y remover con la cucharilla que iba junto con nuestro platito. Sacar la cuchara de la taza, sin chuparla, y nunca más volver a introducirla dentro de la taza.

La cucharilla siempre se apoya sobre el platito que acompaña la taza, nunca se deja sobre la mesa.

La taza la debemos coger por el asa con una mano y sujetar el platito con la otra, siempre y cuando la taza esté apoyada sobre una mesa pequeña o distante a nosotros.

Si la mesa es de comedor y estamos cerca de ella con las piernas debajo de la misma, solo cogeremos la taza por su asa, sin el platito.

No se sopla

Nos servirán el té caliente y debemos esperar a que se enfríe un poco. Nunca soplarlo antes de beber ni absorberlo con ruido.

Lo mejor es disfrutar del momento y beber en pequeños sorbos silenciosos.

Empezar por lo salado

Si junto con el té nos sirven algo de comer, debemos empezar primero por lo salado como sándwiches y terminar con lo dulce.

Nunca ningún tipo de alimento se moja dentro de la taza.

Ritual del sconeo

Si nos sirven un sconeo o tostada, junto con el platito de la mantequilla y mermelada, solo debemos untar la parte que nos vayamos a comer y no toda la tostada.

Nunca hacerlo directamente del plato de la mermelada a nuestro pan. Si no que el proceso es el siguiente, primero coger la mermelada del cuenco y de ahí la ponemos en nuestro plato y de nuestro plato la untamos en el pan.

Posición de los cubiertos

La posición de descanso es con los cubiertos a un costado del plato, con el filo del cuchillo hacia adentro y la curvatura del tenedor descansa según lo que se acaba de comer: hacia abajo, si se comió una torta, o hacia arriba, si, por ejemplo, se terminó de comer una porción de carne.

Cuando nos retiramos definitivamente, hay que ubicar los cubiertos marcando las cinco menos cinco en un reloj.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.