Protocolo del café

Al terminar una comida o una cena, lo más normal es preguntar a nuestros invitados si desean disfrutar de la sobremesa con una taza de café.

El protocolo que hay que seguir si queremos ser unos anfitriones diez son los siguientes pasos:

  • Cuando ofrecemos a nuestros comensales una taza de café después de una comida compuesta por platos principales, tenemos que quitar todos los platos y cubiertos o copas con lo que ya han comido. Solo puede quedar la copa de agua.
  • Un juego de café está formado por 9 piezas: jarra del café, la jarra de leche, las tazas con su propio plato, el plato para el postre, tres tipos de recipiente para endulzantes, las cucharillas de café y los cubiertos del postre.
  • El café lo podemos servir tanto en la mesa donde se ha comido como en otro lugar de la casa (cuarto de estar, etc).
  • Nunca olvides preguntar a tus invitados cómo prefieren el café, dándoles distintas posibilidades: solo, corto, largo… Asimismo, dispón en casa de infusiones como té, poleo o manzanilla para ofrecerlas como alternativa.
  • El café debe llevarse a la mesa en una bandeja.
  • Lo ideal es que el café se sirva en tazas de porcelana, gres o barro, que son los materiales que mejor guardan el calor.
  • Las tazas vendrán apoyadas en su plato correspondiente, cuidando que la cucharilla esté al lado del asa y ésta, cerca de la mano derecha del comensal.
  • Es conveniente ofrecer unos dulces junto con el café, lo más indicado para este delicioso momento son las pastas, bombones o los pastelillos, dejemos otros dulces más contundentes para otras ocasiones.
  • Los dulces que sirvamos no se mojan en el café. Se cogen con la mano y se comen de bocado. Si son dulces más grandes tipo tarta, lo serviremos y comeremos en su respectivo plato y cubierto.
  • El café puede ser servido por los anfitriones, por el lado derecho de cada anfitrión.
  • Cuando se sirva el café la taza debe estar en la mesa, nunca levantarla, ya que no se facilita el servicio, sino que lo dificulta.
  • Una vez que nos hayan servido el café y nos hayamos puesto el edulcorante, removemos con la cucharita el justo tiempo, no es educado estar removiendo un largo tiempo, ya que el sonido de la cucharita con la taza es muy molesto.
  • Cuando vayamos a beber de la taza, quitamos la cucharita de su interior, la apoyamos en el plato sin lamer y nunca más la volvemos a introducir dentro de la taza.
  • Inmediatamente después del café, se servirán los licores.

One thought on “Protocolo del café

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *