No olvide los buenos modales en el supermercado

Sí, también en el supermercado debe hacer alarde de su buena educación y no dejarse llevar por los nervios y las prisas.

El respeto y la educación nunca se deben ir de vacaciones, por ello no olvide que el supermercado es un microcosmos donde también debe sacar a pasear los buenos modales.

Prepare una lista con todo lo que quiera comprar, respete la fila en las cajas, coja los productos con guantes y si le acompañan niños póngalos en la silla dentro del carro o a su lado, ya que el supermercado no es un lugar de juegos.

Todos estos indicadores y muchos más, si los pone en práctica, dirán que sigue la etiqueta dentro del supermercado.

Prepare una lista con lo que vaya a comprar

Si crea una lista, ésta le evitará perder tiempo dentro del supermercado, irá mucho más rápido y de forma ordenada, y así evitará de ir zarandeando el carro o la cesta de un lugar para otro, pudiendo llegar a estorbar a los demás.

La lista de la compra también sirve para poder contrarrestar las estrategias de marketing implementadas por los distintos supermercados que exhiben la mercancía de una determinada manera precisamente para inducir a los clientes a compras innecesarias.

No sea desordenado

¿Quién no ha cogido un producto y luego lo ha reconsiderado o lo ha reemplazado por otro? Con respecto a esto la etiqueta es muy clara: el producto debe colocarse exactamente donde lo encontramos. Por lo tanto, evite colocarlo en el primer estante que encuentre, especialmente si es un producto que ha cogido del frigorífico o congelador.

Evite abrir los productos

Puede parecer trivial, especialmente si tiene hijos, son muchos los que abren los paquetes de comida y bebida antes de pasar por la caja.

Consumir un producto antes de pagarlo es absolutamente contrario a la etiqueta.

Preste atención a los frigoríficos

Una vez abiertos, tanto los mostradores refrigerados como los congeladores deben cerrarse con cuidado.

Decir que no es solo la etiqueta sino también el sentido común; los alimentos almacenados en el interior necesitan ciertas temperaturas para mantenerlos en su mejor momento. Dejarlos abiertos no solo podría provocar el deterioro de los productos, sino también un derroche innecesario de energía.

Póngase los guantes cuando vaya a tocar fruta y verdura

La etiqueta es muy clara al respecto, en el supermercado debe usar guantes para manipular frutas y verduras, así puede tomar sus decisiones de manera higiénica.

Una vez finalizada la operación, los guantes deben depositarse en la papelera.

Los niños pequeños deben estar sentados en la silla del carro o ir al lado de los padres

Los supermercados ciertamente no son el lugar ideal para llevar a los niños, no pueden correr ni divertirse pero sobre todo deben estar tranquilos mientras sus padres están comprando.

Si aún son pequeños, deben ir sentados en el asiento de los carros, mientras que cuando son más grandes deben mantenerse junto a los padres y no deben correr libremente entre los pasillos.

Respete las colas del supermercado

Sobre todo en las cajas, mostradores de charcutería, pescado o carnes, en estos últimos, si falta el dispositivo que distribuye los números, pregunte quién es el último y espere pacientemente su turno.

Cuando sea su turno, evite perder el tiempo y pida de forma expresa y firme pero amable lo que necesite.

Trate de usted al personal del supermercado

A menos que el personal le indique lo contrario, tendrá que tratar a todo el personal del supermercado de usted.

Los trabajadores de los supermercados no son sus amigos de la infancia y, por lo tanto, es importante respetarlos profesionalmente.

No corra hacia la caja

La prisa no es una excusa para que coja el carro e inicie una carrera de fondo hacia la caja.

La etiqueta es muy clara con respecto a este hecho, la carrera para llegar a la nueva caja abierta anunciada por la radio del supermercado no es en absoluto admisible.

Deje pasar primero aquellas personas que llevan más tiempo en la cola esperando o aquellas que por su situación, mujeres embarazadas, ancianos o personas impedidas necesitan ser atendidas antes.

Mientras compre no use el móvil

Usar el teléfono mientras está en el supermercado va en contra de la etiqueta.

No solo contra la etiqueta del teléfono móvil, sino también la del supermercado, ya que es de mala educación dejar en pausa una conversación para iniciar otra con el personal del supermercado. Pero también es de mala educación hacer partícipe de su conversación al resto de personas que están realizando la compra.

Arregle su compra con cuidado y rápidamente

El último aspecto que destaca la etiqueta es poner las compras con cuidado en las bolsas tratando de ser rápido.

Cuando la cajera pasa los artículos, ya está tratando de dividirlos de una manera útil sin perder demasiado tiempo.

Si la cajera ha pasado todos sus artículos, y aún le queda una cantidad considerable por meterlos en las bolsas, recuerde antes pagar, para evitar hacer esperar a las personas que vayan detrás de usted. La cajera con suma atención dividirá su compra de la persona que va detrás de usted.

También recuerde saludar siempre al cajero después de pagar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.