Etiqueta y Protocolo del bolso

El bolso es un complemento esencial en el look femenino. Puede ser el toque de distinción que le aporte caracter y luz a un conjunto elegante.

Depende del tipo de bolso que llevemos su forma de cogerlo también cambia.

Por ello es importante saber diferenciar entre los diferentes modelos de bolsos, cuándo usarlos dependiendo de las ocasiones y cómo lucirlos como de las verdaderas ladys.

Nunca se debe llevar más de un bolso, ya que da una imagen de mala organización. Para saber que tipo de bolso vamos a usar lo más importante es el día antes organizar nuestra jornada y disponer todo aquello que debamos meter dentro de un bolso

Tamaño

Los bolsos de mayor tamaño como los tote se deben llevar de día, mientras que los pequeños los dejaremos para la noche.

Debemos tener en cuenta nuestra altura a la hora de elegir un bolso, ya que debe ser proporcionado el tamaño del bolso y nuestra altura.

Dónde llevarlo

La reina es famosa por llevar siempre un bolso que combina perfectamente con su atuendo. Pero, ¿alguna vez has observado en qué mano la sostiene?

Lo habitual es llevar el bolso en la mano o brazo izquierdo, así dejamos la mano derecha libre para poder saludar.

Los bolsos no los debemos llevar delante de nosotros y tampoco, por una cuestión de higiene, dejarlos en el suelo.

Si estamos en un restaurante debemos de evitar dejar el bolso encima de la mesa, mejor ponerlo sobre nuestras piernas, siempre y cuando sea pequeño. O entre nuestra espalda y el respaldo de la silla. Nunca lo debemos colgar de la silla.

Un bolso para cada momento

No debemos usar el mismo bolso para todas las ocasiones. Cada momento debe ir combinado por un bolso diferente.

Bolsos Grandes

Si acudimos a una reunión de trabajo usaremos un bolso ejecutivo y éste debe llevarse sobre los codos, ya que queda mucho más elegante que colgado en el hombro.

Si lo ponemos colgado del hombro el bolso debe ir debajo del brazo, nunca hacia atrás a modo de bandolera o hacia delante como custodiándolo.

Si lo posicionamos sobre nuestro codo, nunca debemos levantar el antebrazo hacia arriba, sino que este debe permanecer a la altura de nuestra cintura.

Si el bolso lleva una asa grande lo podemos colocar en nuestro hombro, pero si es corta, nunca forzarla a meterla en el hombro, mejor cogerlo con la mano o antebrazo.

Si eres bajita no uses bolsos excesivamente grandes, ya que deberñia ir en proporción a la altura para transmitir una imagen equilibrada.

Bandoleras cruzadas

Las bandoleras son bolsos para lucirlos en ocasiones informales, son muy cómodos para llevarlos cuando necesitas tener las manos libres, por ejemplo cuando vamos de compras.

Los suele usar las mujeres más juveniles.

Se suelen llevar cruzados por lo que permite un mayor equilibro del peso y se crea menos daño en la espalda.

Bolsos Pequeños

Los bolsos pequeños son ideales para la tarde noche, para eventos tipo cóctel, cenas de gala, en este caso el bolso se coge por la parte de arriba con la mano a modo de garra y los dedos mirando hacia abajo.

Otra opción aceptable es cogerlo por debajo y apoyarlo un poco en la cadera.

Lo que debe evitarse es llevarlo abrazado, ponerlo bajo el brazo o dejar que se arrugue.

Las chicas pequeñitas les quedan mejor los bolsos pequeños. Crean un efecto visual perfecto para que no se vean aún más pequeña cargando bolsos enormes.

Algunos consejos adicionales de etiqueta de cartera:

Limpiar regularmente el bolso para evitar gérmenes y bacterias.

Organice su cartera a final de cada día. Elimine todo aquello superfluo que ha acumulado en su día y que no le va a servir más.

2 thoughts on “Etiqueta y Protocolo del bolso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *