El invitado perfecto

Recibir una invitación formal para acudir a una cena, un enlace o acto oficial son los lugares perfectos para poner en práctica nuestros modales y reglas fundamentales y no hacer un mal papel.

Existen una serie de reglas imprescindibles que hay que tener en cuenta y debemos de seguir para convertirnos en los invitados perfectos:

1.- La puntualidad

Ser puntuales es un acto de buena educación.

No debemos hacer esperar al resto de los comesales, que han llegado a tiempo o llegar después de la novia a su enlace, al igual que no es cortés llegar antes de lo previsto a nuestra cita.

Siempre hay que recordar que el tiempo de los demás vale lo mismo que el nuestro.

2.- El saludo y Presentaciones

Un buen anfitrión acogerá a sus inviatdos y los presentará al resto de amigos o comensales.

Sin embargo un invitado perfecto facilitará esta tarea al anfitrión. Siempre que se lo pidan podrá ser el nexo de presentación con otros invitados, hacer las introducciones, e incluso recibir a los invitados.

Facilitar las tareas siempre que se solicite y de manera adecuada forma parte de un buen invitado.

3.- Regalos

Cuando acudimos a una celebración privada en casa de amigos o conocidos es cortés y de buena educación llevar un pequeño regalo o detalle a la anfitriona o anfitrión.

También tenemos que tener en cuenta a los pequeños de la casa.

El regalo pueden ser flores, una botella de vino, bombones, un detalle para la casa.

Es simplemente un pequeño detalle de cortesía y agradecimiento.

4.- Vestuario

Nuestro vestuario, siempre y cuando no se nos indique con un dress code, debe ser acorde con el tipo de evento al que vamos a asistir.

No debemos exagerar en nuestro vestuario, ni pasar totalmente desapercibidos, debemos mantenernos en una líneamedia e ir en consonancia con el evento.

5.- Modales y comportamiento

Los modales y el buen comportamiento nos tienen que acompañar en cualquier situación, ya sea más formal o informal. Debe formar parte de nosotros mismos.

El saludar a la entrada, el hablar en modo educado, sin monopolizar la conversación, tratar temas generales y no personales.

Dar las gracias y pedir perdón en caso necesario, son elementos básicos que tendremos en cuenta en cualquier situación.

6.- Despedidas

Una vez finalizado el evento o cuando consideremos que es el momento de abandonar la cena, es correcto despedirse de los anfitriones y darles las gracias por la velada trascurrida.

Esta despedida debe ser breve y de congratulación. Si en el evento hay una gran cantidad de invitados, nos despediremos como mínimo de los anfitriones, mientras si es el caso contrario es cortés saludar al resto de los invitados.

2 thoughts on “El invitado perfecto

  1. Guillermina Galvis

    Que grato es encontrar estas recomendaciones para todas ocasiones sociales, así mejoraremis cada día en los actos y momentos donde seamos invitados manejando la etiqueta y protocolo con estilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.