Educación: Comer con las manos

Comer algo con las manos es casi prohibitivo en eventos y celebraciones, tenemos que estar muy atentos a las normas que marca el protocolo.

Muchas veces nos sentimos en dificultad al no saber si ciertos alimentos los podemos llevar a la boca con las manos, o bien no, e incluso en algunas situaciones tomamos la decisión de no comer antes de realizar una acción equivocada.

Para salir de dudas nada mejor que continuar leyendo este post:

Aunque las normas y la educación obligan a utilizar cubiertos en la mesa, hay algunas excepciones: alcachofas al horno, caracoles, conejo, chuletillas de cordero, los espárragos, las codornices, los mariscos, almejas o mejillones con cáscara pueden comerse con las manos o ayudados con cubiertos. Las frutas pequeñas como uvas, ciruelas, cerezas o albaricoques tampoco necesitan cubiertos.

En algunos cocktails o eventos informales donde nos sirven la comida de pie, por lo general, no se usan cubiertos, usamos las mismas manos para coger las tapas, pinchos, montaditos, todos pueden comerse con las manos.

En este sentido  algunas de las empresas más afamadas de restauración y  catering ya se preocupan por desmenuzar al máximo los ingredientes de sus tapas: salmón, anchoas, boquerones o incluso el jamón no pueden quedar “colgando” cuando el comensal muerde el primer bocado de esa tapa y no consigue partir el ingrediente.

Si estamos de pie, llevar una servilleta en la mano es imprescindible. Pero tan importante (o más) como esto es que el anfitrión disponga de espacio suficiente para colocar los materiales de apoyo como platitos, pinchos o vasos, y de papeleras para los desechables.

Ahora ya lo podemos poner en práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.