Cada Cóctel con su vaso

Hay infinidad de bebidas, cócteles y refrescos que podemos ofrecer a nuestros invitados en las celebraciones y cada uno de ellos debe ir acompañado por su vaso, ya que cambia mucho el aroma y la intensidad de la bebida si lo servimos en un recipiente u otro.

Copa de cocktail

Tiene forma de cono invertido en forma de Y con un pie medio largo y con una gran abertura que permite ser decorada con una aceituna, una cereza o una rodaja de limón. Es la copa ideal para servir Martinis , Manhattas y Daiquiris y cocteles fríos que no necesiten hielo. Su capacidad ronda entre los 150-200 m.

Copa Margarita

Es muy similar a la anterior, con una larga base y una copa ancha que en la parte superior se estrecha, formando una pequeña taza al final de la copa. Nació para servir en exclusiva el Margarita, aunque hoy en día también se puede beber el Daiquiri. Es una copa que se adapta muy bien a un ligero azucarado o escarchado de sal alrededor de su abertura. Aproximadamente su capacidad se de 200-250 ml.

Vaso Tumbler

Es el vaso por excelencia que encontramos en la mayoría de bares y coctelerías. Se caracteriza por su forma alargada y estrecha. Se suele usar para hacer combinaciones de alcohol con tónicas o bebidas diluidas con mucho hielo, como el clásico Cubalibre.No suele llevar adornos, al máximo una rodaja de limón. Su capacidad aproximadamente es de 300 m.l.

Vaso old Fashioned

Este tipo de vaso dentro del ámbito de la coctelería se conoce como rock glass. Es el vaso típico donde se sirve el whisky o bourbon y también para cócteles que necesitan una gran cantidad de hielo como el mojito. Este tipo de vasos aceptan muy bien los adornos tanto dentro como en el borde. Capacidad aproximada de 250 ml.

Copa de champagne clásica

Es la copa clásica que se ha ido usando en los últimos años cuando servimos champagne. Es una copa de boca ancha y tallo mediano, permite ser bebida de forma rápida. Además acepa otros tipos de cócteles y batidos helados. Capacidad aproximada entre los 150-200 ml.

Copa Flauta

La flauta en los últimos años ha ido ganando terreno a la copa clásica de champagne, ya que debido a su diseño alargado de boca pequeña, permite que las burbujas del champagne duren más, así como el sabor y la intensidad del mismo. También la podremos usar si servimos espumosos y cava. No aceptan material decorativo. Su capacidad aproximada es de 150-200 ml.

Copa de Balón

Es la copa originaria en la que se sirve el brandy. Se caracteriza por tener una base ancha de la copa y una boca estrecha, con un tallo muy corto. Se usa para bebidas a temperatura ambiente, se coge por la base de la copa con la palma de la mano para apreciar mejor el aroma. Esta copa también la podemos usar para servir cócteles espumosos o con nata. Su capacidad aproximada es de 350 ml.

Vaso Toddy

Es el vaso, dentro de la coctelería, por excelencia para la preparación de cócteles calientes. Está realizado con un cristal muy grueso y suele tener un asa en su lateral para ser cogido mientras se bebe. Cócteles como el ponche o Hot Toddy y cafés calientes como el Irish Coffee algunos de los que se sirven en este tipo de vaso. Tiene una capacidad aproximada de 250 ml.

Copa Hurricane

Se caracteriza por su diseño. Tiene forma de una lámpara de huracán. Base ancha que luego se estrecha en su centro pala volverse a ensanchar de nuevo. Es el tipo de vaso elegido para servir cócteles tropicales, que requieren bonitas decoraciones. Cócteles como la piña colada o el famoso San Francisco son algunos de los cócteles que permite ser servido en este tipo de copas. Su capacidad aproximadamente es de unos 400ml.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.