Buenos modales en el avión

Viajar en avión implica compartir un espacio común con otras personas. Es por eso que incluso en vuelo, como en cualquier otro lugar público, existen reglas de buenos modales que todos los pasajeros deben observar y que, desafortunadamente, algunos ignoran.

Hay muchas cosas que puede hacer en el avión para engañar al tiempo: escuchar música, leer un libro o una revista, conversar con su compañero de viaje, etc., todo más que actividades legítimas, siempre que no moleste a los pasajeros cercanos .

Encontrar el sitio

Uno de los hábitos más difíciles de corregir es la tendencia de las personas a presionar para llegar a su lugar lo antes posible, olvidando que el avión no despega hasta que todos hayan subido.

Respetar la cola y los tiempos de los pasajeros que nos preceden es la primera regla a respetar al abordar un avión.

Tan pronto como llegue a su asiento, debe asegurarse de organizar su equipaje de mano en los espacios apropiados en el menor tiempo posible, ya que hay otras personas en la cola esperando a llegar a sus respectivos asientos.

En caso de que necesite coger algo de dentro de su maleta, es bueno esperar a que el avión despegue y que suene la señal del cinturón de seguridad, después de lo cual puede continuar.

Las manos

Muchos de los comportamientos poco elegantes ven a las manos como protagonistas.

Uno de los hábitos más difíciles de combatir se relaciona con el uso compulsivo de teléfonos móviles y tabletas, incluso cuando el personal de vuelo recomienda apagarlos. ¿Cuántas veces aterrizas y ves docenas de teléfonos móviles listos para ser encendidos para revisar mensajes o llamadas, al mismo tiempo que aparecen las luces relacionadas con los cinturones de seguridad? Una buena educación sería esperar para salir del avión y luego llamar a amigos y familiares para avisarles del aterrizaje exitoso.

Otro comportamiento sin refinar es aplaudir al piloto inmediatamente después de aterrizar: el avión no es un teatro y el comandante sabe perfectamente lo que está haciendo, lejos de actuar en un espectáculo, por el contrario, se dedica seriamente a su profesión. Los aplausos deben reservarse para otros contextos.

Las piernas

Incluso las piernas, como las manos, pueden participar activamente en manifestaciones de mala educación.

Pasar muchas horas en el avión es ciertamente agotador, ya que el cuerpo no puede relajarse. Frente al deseo urgente de estirar las piernas, hay ejercicios especiales que evitan el entumecimiento de los músculos sin que el vecino tenga que pagar el precio, sintiendo el pie del pasajero directamente detrás en la espalda.

Cualquier persona a la que le guste acostarse y reclinar su asiento debe asegurarse de que el pasajero sentado detrás no esté comiendo o peor aún bebiendo, esto para evitar un vuelco desagradable. En este caso, la etiqueta implicaría darse la vuelta y pedir permiso para bajar la espalda.

Prohibido vengarse

En el avión, como en cualquier otro lugar, la venganza personal no debería existir en ningún caso. Si un pasajero cercano lo molesta, lo mejor que puede hacer es pedir ayuda a la azafata y evitar responder con más provocación.

Los asistentes de vuelo están adecuadamente entrenados en el comportamiento a seguir y hacer cumplir para que el vuelo sea agradable para todos.

Necesidades fisiológicas

Al reservar un asiento, sería necesario llevar a cabo un examen de conciencia: por ejemplo, si ya sabe al principio que a menudo necesitará ir al baño, sería bueno reservar un asiento cerca del pasillo, para evitar que los pasajeros se sienten en los situados al lado del suyo.

Si su asiento está cerca de la ventana y necesita levantarse, es una buena idea pedir permiso cortésmente para pasar, sin olvidar agradecer.

El verdadero problema viene cuando tu vecino está durmiendo. ¿Como comportarse? Nuevamente, a costa de despertar a la persona, es bueno pedir cortésmente para poder pasar.

Las comidas

Comer es uno de esos momentos en los que se ponen a prueba los buenos modales.

En general, se aplican las mismas reglas que se observarían al sentarse en la mesa, evitando hacer ruido o comer en poses inadecuadas.

Dado que se trata de tener que comer en un área restringida, es importante evitar invadir el espacio de los demás y asegurarse de que sus alimentos y bebidas no terminen accidentalmente en la ropa de los pasajeros cercanos.

Ver una película

Si decide ver una película, los pasajeros no necesariamente quieren involucrarse en su experiencia cinematográfica.

Mientras escucha el audio a través de los auriculares, es bueno que el sonido no salga y que se evite cualquier exclamación o comentario sobre la película.

Si está sentado al lado de niños, es mejor evitar películas violentas o con escenas que puedan perturbar la sensibilidad de los demás.

Los niños

No todos los pasajeros adoran la exuberancia incontrolable de los niños.

Por lo tanto, los padres con hijos deben asegurarse de que sus hijos no causen molestias, tratando de mantenerlos involucrados en actividades que los distraigan y eviten llorar y gritar.

Por eso es esencial que los padres se aseguren de que sus hijos no sean un problema para ninguno de los pasajeros.

En resumen, qué hacer y qué no hacer

  • Comparta el reposabrazos por igual, evitando estirar todo el brazo y apoyando el codo para que también esté el pasajero a su lado.
  • Evite tomar posturas que puedan molestar a otros pasajeros.
  • Si está sentado junto a la ventana y tiene que levantarse, siempre pida permiso a los pasajeros a su lado.
  • Si desea reclinar el respaldo, primero pida permiso a la persona sentada, especialmente si tiene la mesa abierta.
  • Siga siempre las instrucciones y recomendaciones de la tripulación de vuelo.
  • En el caso de niños, tenga cuidado de no molestar a los demás pasajeros.
  • Evite jugar videojuegos durante el despegue y el aterrizaje: si, por un lado, es cierto que no crean una interferencia real, su comportamiento puede incomodar a los pasajeros
  • Respeta el sueño de los demás, incluso y especialmente cuando no puedes dormir y quieres hacer algunas actividades para pasar el tiempo
  • Evite quedarse dormido tomando poses que puedan invadir los espacios de otras personas o el pasillo
  • Cuando ingrese a la cabina y llegue a su asiento, evite permanecer en el pasillo durante demasiado tiempo, por el contrario, proceda rápidamente a colocar la maleta en el compartimento apropiado y tome asiento.
  • Al abrir las puertas para dejar salir a los pasajeros, evite empujar a los que están frente a nosotros.
  • Cumplir estrictamente con las reglas de embarque de la aerolínea elegida
  • No ocupe el espacio de pasajeros cercanos con equipaje de mano voluminoso.
  • Respetar las filas y asientos asignados.
  • Absolutamente no fumar
  • Deje el baño ordenado después de usarlo
  • Agradezca cortésmente a la anfitriona y al mayordomo cuando nos atiendan o nos ayuden

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.