Presentaciones cómo hacerlas?

Las presentaciones es un modo de darse a conocer, dos o más personas que coinciden en un mismo lugar.

Alguien puede presentarnos, pero también podemos autopresentarnos.

Vamos a descubrir los diferentes modos y fórmulas que existen.

Dar a conocer a otras personas de forma correcta

Cuando acudimos a una fiesta, una cena en casa de unos amigos o un evento empresarial y hay otros muchos más invitados debemos relacionarnos con ellos, pero previamente nos deben haber presentado.

En este caso será el anfitrión de la casa, el gerente de la empresa… quien se ocupe de realizarlas.

Muchas veces cuando el evento es muy numeroso, podemos tomar la iniciativa y ser nosotros mismos quienes nos presentemos a los demás.

Reglas básicas para hacer bien las presentaciones

A la hora de realizar presentaciones tenemos que tener en cuenta una seríe de características, para asegurarnos que las estamos realizando bien.

La jerarquía: Quienes ocupan altas posiciones sociales tienen privilegios especiales en el momento de hacer las presentaciones.

La dignidad y el respeto: Se debe especial consideración a aquellas personas que se han destacado en ámbitos culturales, científicos, profesionales u otros.

La edad: La experiencia acumulada a lo largo de la vida confiere un trato y una deferencia especial a las personas de cierta edad.

El sexo: Tanto en las presentaciones como en los saludos, la mujer por lo general va en primer término.

Por ello las presentaciones se realizarán de la siguiente manera.

  1. A la mujer siempre es presentada al hombre.
  2. La persona más joven siempre es presentada a la de mayor edad.
  3. La persona de menor rango o importancia, siempre es presentada a la de mayor rango o importancia.

Hay dos excepciones que se dan justo con dos de los ejemplos que hemos puesto más arriba. Prevalece la edad al sexo por ello será la chica presentada a la persona de mayor edad.

Cómo presentar y decir nombres?

La forma más cortés y bien vista desde el punto de vista del protocolo seria estas fórmulas de presentación:

• Permítame presentarle a…

• Me place presentarle a…

• Tengo el gusto de presentarle a…

• Tengo el honor de presentarle a…

La fórmula más habitual e informal de presentar a la persona indicando su nombre y primer apellido

María quiero presentarle a Jesús López

Manuel conoces a Ricardo?, ven que te lo presento.

Se da también el caso de omitir la fórmula de presentación: La tercera persona se limita a decir los nombres de quienes va a presentar y mediante un gesto las invita a acercarse.

En caso de tratarse de matrimonios, nunca se presentarán a si mismos con la fórmula Señor o Señora, eso lo deben hacer terceros. Lo elegante es decir, José te presento a María, mi mujer o mi esposa.

Fómulas de respuesta

La fórmula ideal para responder a una presentación está compuesta de tres elementos:

• Sonreír.

• Ser amable y cortés; así la persona no sea de su agrado (tampoco hay que fingir afecto).

• Querer entablar una conversación sobre un tema de interés mutuo

Las fórmulas formales más utilizadas para responder cuando nos presentan a alguien son las siguientes:

• Mucho gusto en conocerlo.

• Es un placer conocerlo.

• Encantado de conocerlo.

• Es un honor para mí conocerlo.

Y las fórmulas informales más comunes de respuesta a una presentación son estas:

• Hola, ¿Cómo estás?

• ¿Qué tal?

• Encantado de conocerte.

• Mucho gusto.

La Autopresentación

Lo más normal es que alguien nos presente a una tercera persona, pero en fiestas o eventos con muchos invitados, el anfitrión o invitado de honor no puede acurdir a todos los invitados, por ello no está demás autopresnetarnos.

En estos casos la fórmula más usada es: Permítame que me presente soy….

Si se tratase de un ámbito profesional la fórmula sería muy parecida a la anterior, pero incluyendo el cargo antes que el nombre. Hola, soy el gerente de la empresa, Jesus Rodríguez

Reglas de presentación para hacerlo de modo cortés

1. Un caballero siempre se pone en pie cuando se le presenta a alguien, nunca puede permanecer sentado.

2. Las señoras no tienen ‘obligación’ levantarse ante otras damas o ante los caballeros. Solo se levantará si la persona que se le presenta es de edad avanzada o tienen la misma edad, es una actitud cordial el hacerlo, pero no obligatorio.

3. Si el caballero lleva guantes o sombrero debe quitárselos, mientras que las señoras pueden permanecer con ellos puestos durante la presentación.

4. Si nos encontramos en un salón, sala o habitación y hace entrada una personalidad relevante lo correcto es que todos se pongan en pie como señal de respeto.

Momentos en los que mejor no es presentar

Cuando una persona sale del lugar a donde llegamos y va rápido.

Cuando advertimos que podemos interrumpir una conversación.

Cuando sabemos que existe cierta discrepancia entre las personas que debemos presentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.