Etiqueta de los dulces navideños

Ya está aquí, uno de los periodos del año más bonitos., en el que la familia y amigos, covid permitiendo, pueden reunirse en torno a una mesa.

Sois muchos los que estáis ya organizando el menú de navidad y pensando cómo decorar la mesa, para que a parte de ser un disfrute del paladar también lo sea para los ojos.

Siempre recomiendo, hacer un menú sencillo, donde premie la calidad, antes que la cantidad, y sobre todo donde la anfitriona no se mate a trabajar. Un entrante, primer plato seguido de un plato principal, será más que suficiente y como no un postre casero, una tarta de chocolate, un flan de orujo… será el postre perfecto para concluir esta maravillosa velada.

Y los dulces típicos de navidad?, esos ahora vamos a ver dónde y cómo servirlos y por supuesto cómo comerlos.

Cuándo se sirven los dulces navideños

En el momento del postre, en este justo instante no tenemos que sacar a la mesa los tradicionales dulces de navidad (turrón, polvorones, mazapanes, panettone…) Estos dulces, que a continuación veremos como se ofrecen y se comen, los ofreceremos una vez terminado el almuerzo o la cena.

Los serviremos junto al café, las infusiones o los licores, no antes.

Lo ideal sería servirlos en otra sala diferente a la del almuerzo o cena, puede ser la salita de casa. Pero si no contamos con un espacio aparte, no hay problemas, se debe recoger todo lo de la mesa, absolutamente todo y entonces se ofrecerá sobre la misma, las bebidas calientes y licores junto con bandejas de dulces típicos de Navidad.

Cómo se sirven y se comen

Hay muchos dulces típicos de la navidad, vamos a nombrar los más comunes, aquellos que seguramente encontraremos en las cenas o almuerzos natalicios.

La forma más sencilla de presentarlos es en bandejas o platos de servicio, los que podemos adornar con una blonda de papel, y encima de la misma ir presentando los diferentes dulces.

Turrón

El turrón debe presentarse ya cortado en pequeños pedacitos cuadrados de un bocado sobre una bandeja o plato de servir, se suelen colocar los turrones más secos en los bordes dejando la parte central de la bandeja para aquellos más grasos, como el turrón blando o de yema.

El turrón se come con las manos.

Polvorones y mazapanes

Estos dos dulces navideños los podemos servir en bandejas o platos de servir.

Los polvorones no se permiten comer de un solo bocado, por ello la mejor forma de actuar sería, coger el polvorón de la bandeja, colocarlo sobre nuestro plato, quitarle el envoltorio ( si lo tiene) y dejar el papel dentro de nuestro plato o bien en un platito habilitado por la anfitriona para dejar los papelitos. Una vez en el plato lo partiremos con la mano y poco a poco nos lo iremos comiendo.

Los mazapanes, los pequeños, sí que los podemos comer de un solo bocado, y los grandes o aquellos que no son de bocado, de nuevo los partiremos con la mano y nos llevaremos a la boca el pedacito partido.

Sequillos

Los sequillos, como la mayoría de los dulces de navidad se presentan en bandejas o platos de servicio.

Debido a su consistencia no podremos usar cubiertos para comerlos, por ello debemos trocear en nuestro plato con las manos e ir comiéndolo poco a poco.

Peladillas

Las peladillas se deben presentar en pequeños cuencos o recipientes hondos, acompañados por una cuchara que nos permita servirnos las peladillas en nuestros platitos.

Debido a su consistencia dura, se comen con las manos de un solo bocado.

Pandoro y panettone

Como sabemos, no pueden faltar a estos eventos. Obviamente también hay reglas para ellos: el panettone se sirve en un plato de servir, entero, acompañado de un cuchillo de sierra. De hecho, debe cortarse frente a los invitados.

El pandoro, en cambio, debe servirse ya cortado en rodajas grandes de las que luego se obtendrán porciones pequeñas.


Además, el pandoro y el panettone siempre se comen rompiéndolos con las manos, en pequeños trocitos que luego nos llevaremos a la boca, nunca mordiéndolos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.