Etiqueta de fiesta

La etiqueta es importante en cualquier ámbito, ya sea un evento, una boda o ir al trabajo.

Nuestra imagen y lo que proyectamos con ella indica respeto por los demás y por uno mismo. Dentro de esta imagen que proyectamos la vestimenta juega un rol muy importante, de hecho en los últimos años hemos pasado de oír quien es la persona que destaca en una ceremonia a quien es la señora o el caballero más elegantes.

La elegancia no depende de la clase que cada uno tenga, ni del dinero, sino del buen sentido y la capacidad de con poco y bien combinado decir mucho.

Para las señoras, el vestido que elegirán debe ir de acuerdo a su aspecto físico y se deben conocer muy bien para dar una imagen armónica en base al tipo de vestido que elijan.

Si el evento se celebra de día las señoras deberán elegir un vestido o traje corto (falda justo por encima de la rodilla o más abajo). Con colores suaves y tejidos simples, sin brillos o pedrería. Conforme la noche se vaya imponiendo, los vestidos se alargan, al igual que los colores se vuelven más intensos y los tejidos más llamativos.

Los zapatos serán de tacón medio /alto o plano por el día y calzaremos un tacón alto ya entrada la tarde-noche.

Las medias son imprescindibles en cualquier vestuario formal. Ayudan conseguir unas piernas bonitas y estilizadas.

Los complementos, debemos considerarlos como tal, completar nuestro look, nunca recargar o ser estridentes. Usar los más llamativos por el día y dejar los más finos por la noche.

Uno de los factores importantes que hay que puntualizar es la higiene personal, sobre todo manos (uñas) cabello y rostro. Mantenerlo limpio y con un aspecto cuidado es fundamental para completar nuestra imagen.

Atención a los esmaltes desconchados o mal puestos, dan una imagen descuidada. Mejor llevar las uñas al natural y limpias que con un esmalte poco cuidado.

En cuanto a los caballeros generalmente el traje de chaqueta es el más utilizado tanto para el ámbito laboral como el festivo. Tejido y color del mismo tipo tanto para la chaqueta como para el pantalón

Además podemos combinar pantalones de diferentes tejido y color con americanas clásicas. Siempre y cuando el ámbito en el que nos vayamos a mover sea más informal.

Las camisas deben combinar con el traje que llevemos. Deben ser siempre, incluso en verano, de manga larga y si la ocasión es muy formal los puños serán de gemelos. Los cuellos pueden variar de tamaño y podemos elegir en base al tipo de nuestro cuello si elegirlas con botones o sin botones en el cuello. Eso sí, si elegimos una corbata con motivos nuestra camisa debe ser lisa y viceversa, si la camisa fuese estampada, la corbata deberá ser lisa. Las corbatas más elegantes son las de seda. La punta de la corbata debe llegar a la altura de la hebilla del cinturón.

Los zapatos mejor si son de corte clásico y cerrados de cordones o hebilla. Deben ser oscuros con pequeños motivos en la piel y mejor que no desentonen con respecto al pantalón y los calcetines.

Los calcetines deben ser oscuro y mejor de hilo, son mucho más finos y elegantes.

En cuanto a la higiene personal puntualizamos lo mismo, cara, manos y pelo limpio y con una imagen cuidada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.