Cuántos colores y cómo los combino en mi vestuario?

El ir bien vestidas es clave y signo de distinción de nuestra buena educación. El cuidado de la imagen y de la persona es fundamental para dar una buena primera impresión.

Como siempre digo, el ir bien vestidos, no quiere decir ir vestida de marca o tener que lucirlas. El 80% de lo que llevo vendrá marcado por cómo lo llevo, es nuestra personalidad la que le da un toque especial a esas prendas, y no las prendas por sí mismas. Mientras que un 20% dependerá de como las combino y los colores que elijo a la hora de combinarlas.

Por ello mi regla es nunca combinar más de 3 colores, hay estilistas que defienden el número 4, pero personalmente me parece muy dicífil y excesivo llevar cuatro prendas de diferentes colores y que combinen de una forma elegante y sencilla.

Además en este caso debemos recordar la fórmula matemática menos es más, que unida a nuestra elección de prendas y personalidad, dará como resultado el éxito y la elegancia.

Profundicemos un poco más en los colores que debo combinar y cómo los puedo combinar.

Colores variantes de una misma tonalidad.

Si nuestro objetivo es vestir sencillos, la mejor opción es esta, sobre todo para el vestuario femenino. Elijo un color de una tonalidad fuerte y lo combino con su variante más clara. Aquí como ejemplo tenemos una rueda cromática que nos ayudará a entender mejor este sistema

Para el vestuario masculino no quedaría muy elegante, es mejor jugar con contrastes y no con mismas tonalidades.

Mientras que para el vestuario femenino si combinamos dos tonalidades muy opuestas dentro de la misma gama aunque sea difícil de encontrarla, podemos dar una imagen sobria, pero elegante.

Colores neutros opuesto

Para muchos estilistas y diseñadores los colores neutros dentro de la moda son el blanco, negro y marrón, aunque muchos otros consideran además todas las nuance que van del blanco al negro y aquellas dentro del marrón.

Estos opuestos son clásicos por excelencia, aunque si su imagen con ellos puede dar la sensación de una persona seria y tradicional, la verdad que combinado con las prendas justas da una imagen de una gran elegancia.

Dentro del vestuario masculino es uno de los clásicos, traje negro y camisa blanca, traje gris marengo camisa blanca, etc…

Dentro de los neutros consideramos también al jeans, ya que combina con todos los colores y estampados.

Colores opuestos

Otra forma de construir nuestros looks es la combinar dos o tres colores completamente opuestos, para guiarnos podemos seguir esta plantilla

Combinados de forma adecuada puede dar como resultado un look atrevido, pero con armonía y en algunas ocasiones puede resultar hasta elegante.

Ojo! hay que usare colores opuesto, dentro de una misma tonalidad.

Monocromía

Existe quien viste todo con un solo color, mientras que lo usemos solo en una prenda como un vestido, es perfecto, la cosa cambia cuando queremos lucir un traje de chaqueta y blusa o camisa todos del mismo color. La sensación es como la de un puñetazo en el ojo, muy fuerte y nada elegante o favorecedor.

Combinación estampados

Por regla general lo mejor es no combinar nunca más de dos estampados en un mismo look. Mejor será combinar un estampado y dos colores lisos, siempre y cuando uno de esos colores rellame a uno de los colores principales que encontramos en el estampado. Esta misma regla sirve tanto para hombres como para mujeres.

La combinación de más de dos estampados puede dar una imagen muy fuerte, poco armoniosa y nada elegante.

Combinación perfecta.

La combinación perfecta se consigue combinando no más de tres colores. Dentro de la gama de colores podemos combinar dos colores fríos y sus nuances (si somos de tono cálido) con los neutros o bien dos colores cálidos y sus derivados (si somos de tono fríos) con neutros. La combinación perfecta seria la siguiente

También podremos combinarlos con un estampado.

Aquí os dejo otra paleta de colores, que es por la que me guio. Suelo coger un color principal y luego combinarlo con otro a mi gusto ( dentro de su mismo grupo). Como veréis de los cinco colores relacionados entre sí, todos combinan a la perfección con los otros de su mismo grupo.

La ventaja de jugar con estas combinaciones es la de conseguir un estilo impecable y elegante, siempre y cuando juguemos con las prendas justas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.